Encuentran los restos de un presunto cazador furtivo de rinocerontes después de haber sido pisoteado por un elefante y comido por leones

Los guardabosques de los parques sudafricanos encontraron el cráneo y los pantalones del desafortunado cazador furtivo después de que su familia contactara con las autoridades por un aviso de sus cómplices.

En un giro enfermizo del destino que es a la vez trágico y kármico, un elefante aplastó a un presunto cazador de rinocerontes y posteriormente fue devorado por una manada de leones hambrientos. El incidente ocurrió en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica.

Según un comunicado emitido por el Servicio de Policía de Sudáfrica, las autoridades locales fueron alertadas de la trágica muerte del cazador furtivo por parte de su familia. Inicialmente habían sido contactados por los tres cómplices del cazador furtivo que estaban con él cuando el hombre fue pisoteado por un elefante.

El grupo restante de cazadores furtivos había avisado a la familia del hombre sobre el incidente para poder recoger el cuerpo del cazador furtivo.

Tras el informe de la familia a las autoridades del Parque Nacional Kruger, los guardabosques del parque enviaron una patrulla de búsqueda a pié en los terrenos del parque. Según el Daily Mail , el Ala Aérea del Parque Nacional Kruger también buscó el cuerpo de la víctima a vista de pájaro, pero tuvo que regresar a la base debido a la pérdida de luz.

Pasaron dos días antes de que los guardas del parques pudieran descubrir lo que quedaba de la víctima.

“Las indicaciones encontradas en la escena sugirieron que un grupo de leones había devorado los restos dejando solo un cráneo humano y un par de pantalones”, dijo el guardabosques regional de Skukuza, Don English. Añadió que los restos del cazador furtivo se encontraron cerca de la sección del puente de cocodrilos del parque.

El Ejecutivo de la Reserva, Glenn Phillips, emitió una declaración después del descubrimiento recordando al público y a los cazadores furtivos lo peligrosos que pueden ser los animales en el parque.

“Entrar al Parque Nacional Kruger de manera ilegal y a pié no es prudente, conlleva muchos peligros y este incidente es una prueba de ello”, dijo Phillips en la declaración. “Es muy triste ver a las hijas de los fallecidos lamentando la pérdida de su padre, y peor aún, solo pudiendo recuperar muy poco de sus restos”.

¿Y qué pasó con con los compañeros supervivientes? La policía local realizó una operación conjunta de busca y captura para los cómplices que huían. Los tres hombres, de edades comprendidas entre los 26 y los 35 años, fueron encontrados y arrestados posteriormente y trasladados a los recintos de Kamhlushwa y Komatipoort. El Servicio de Policía de Sudáfrica pudo confiscar dos fusiles de caza y municiones de los arrestados.

Los sospechosos de caza furtiva habían comparecido ayer en el Tribunal de Magistrados de Komatipoort y se enfrentaban a múltiples cargos, entre ellos, posesión de armas de fuego y municiones sin licencia, conspiración para la caza furtiva y allanamiento.

Si te ha impresionado o al menos te ha gustado la noticia haz un like! y comenta!