Lleva el coche al taller por un aroma extraño y allí descubre que las ardillas de su zona lo usaban de almacen de nueces!

Curioso es lo que le ha ocurrido a Chris Persic y a su pareja en Pensilvania (Estados Unidos), que sintiendo un olor extraño y un ruido raro en el coche decidieron llevarlo al taller por si tenía alguna avería, y para sorpresa de ellos, se encontraron un montón de nueces almacenadas debajo del capó.

Más de 200 de estos frutos secos fueron hallados en el interior del capó del coche.

Afortunadamente, este hecho quedó en una simple anécdota, eso sí, algo curiosa que daba que hablar en las redes sociales.